El enfoque general

¿Hacia donde vamos a mirar cuando las pesadillas de la sociedad moderna estallen y se abra la caja de pandora? ¿Que hemos aprendido hasta ahora, de nuestra experiencia? Algo parece claro en el difuso recorrido de la humanidad post paleolítica: mas allá de los sistemas politico-sociales-militares que surjan y sus diferencias estructurales entre aparatos a lo largo de los milenios, las conductas y el conjunto de practicas represivas (tanto “social” como “sujeto particular”) articulan un modelo de pensamiento que ha prevalecido por milenios. Este modelo a sido expresado a lo largo de la historia mas conocida de la humanidad (desde el Mesolítico -12.000 años aprox.- en adelante. Este es el periodo en el que se ha obtenido mayores datos, en relación a la humanidad, por su proximidad con el presente), bajo el nombre de Domesticación.

La especie humana, desde lo hasta ahora entendido, ha llevado múltiples procesos de domesticación a partir del cambio radical que significo el abandono de la organización de la vida basada en el nomadismo. Vacas, perros, maíz, tomates, trigo, gatos, y un largo etcera de especies animales y vegetales han sido domesticadas y sus resultados (por medio de la experimentación), generación  tras generación, pueblan el mundo moderno, el de la realización de la Ilustración. Este compendio mitológico (expresado por los profetas modernos) ha dado, hasta ahora, a la ultima ramificación exitosa del modelo de domesticación: el Estado. ¿Exigencia, necesidad, elección? Cualesquiera haya sido la razón o si esta surgió forzosamente de algún contexto, hoy importa observar sus alcances a la luz del desarrollo de este tipo de humanidad que llamamos “individuo”.

No nos perdamos: la domesticación es el disciplinamiento de las energías. Este se expresara de múltiples formas a través del conjunto de las relaciones sociales intra e inter especies, copando los espacios donde la vida florece, por cuanto es lo próximo al sujeto lo que se busca domesticar. En otras palabras: el proceso de domesticación busca controlar el medio en el cual surge y desarrolla, es decir, este sistema de pensamiento actuá totalitariamente. Solo cabe el mismo en el medio que ocupa.
Ya ha sido señalado: este modelo de pensamiento tiene múltiples ramificaciones e infinitas expresiones de si, y por lo tanto, es posible advertir verdaderas estrategias de expansión de si mismo. Estas estrategias son posibles de observar a los largo de la historia y nos muestran los cambios de los que han sido partes y de aquellos en los cuales han influidos. Y lo mas importante: a miles de años iniciado el modelo, vemos su producción.

* Un detalle a no olvidar: el homo sapiens, categoría a la cual pertenecemos, data de una antigüedad de 315.000 años aproximadamente. O sea, que las cualidades cognitivas, es de suponer, han estado presentes desde nuestros orígenes. Esto se amplia al consignar que otras especies, como el homo neanderthalensis, homo heidelbergensis, homo rhodesiensis, homo floresiensis, homo antecessor, han constituido otras humanidades mas antiguas que la nuestra, y que en muchas casos estas tuvieron contacto y relaciones con sapiens. ¿Cuantas humanidades se perdieron en el camino? ¿Cuantas formas de concebir la relacion del humano con el medio? Y de nuestra propia historia como sapiens, ¿cuantas humanidades han quedado en el camino? ¿Cuanto hemos perdido?

 

Notas del mundo ideológico-

 

Comments are closed.